jueves, 2 de febrero de 2012

El hombre perfecto está delante de tí .

Y apareciste tú y cambiaste mi forma de ver las cosas. Descubrí que en menos de lo que imaginas puedes llegar a amar a una persona mucho más de lo que pudieras pensar. Me enseñaste que era posible encontrar a una persona capaz de quererte tanto como tú la quieres a ella, y descubrí que si permanecíamos juntos, todas esas palabras que la gente inventaba resbalarían sobre nosotros al igual que la lluvia. 

Siempre me hicieron creer que no existía el hombre perfecto, y también me enseñaron que los flechazos tarde o temprano te atravesaban el corazón hiriéndote por dentro. Y puede que sea así, pero no contigo. 
Yo he podido aprender que aunque no exista el hombre perfecto siempre habrá uno perfecto para tí; y que aunque muchos flechazos me han hecho daño he sabido que no siempre necesitas que te disparen con un arco para enamorarte, si no que ese chico lleva más tiempo de lo que piensas delante de ti, y el día que menos lo piensas, lo miras, y entonces es cuando te das cuenta de que es él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario