martes, 21 de abril de 2015

¿Y si damos marcha atrás?

¿Y si retrocedemos y volvemos al principio, al inicio? 
Donde todo eran sorpresas, donde todo era ilusión.

Pues bien, ¿quien es el estúpido que dijo que los detalles pasan de moda? porque se equivocó y mucho. Nada puede hacernos más felices que despertarnos y ver algo; un posit, una rosa, un peluchito. O quizás no haga falta nada material, si no ser original.

Vamos a vivir un cuento, vamos a ser protagonistas de esta historia llamada vida ¿Por que no sorprender? Ya no me refiero únicamente a la pareja, sino también a los amigos, a la familia, a toda esa gente que permanece junto a ti y que día a día aguanta tus llantos, tus risas, tus días en los que no puedes ser más pesada.
Vamos a darles amor, vamos a llevarlos a algún sitio especial o diferente, vamos a sorprenderles, vamos a cuidar los pequeños detalles. 
Por que sí, por que son esos detalles tan pequeños los que duran, los que se sienten, los que cuando menos te lo esperas y los recibes te quedas sin palabras. ¿No da gusto eso? ¿No te cambia por completo el día ver como una persona sale de la rutina y te cambia el plan? Pues dejar que os diga que sí, e intentarlo, porque hay muchos tipos de detalles y los más bonitos no cuestan dinero.


viernes, 17 de abril de 2015

¿Y a quien no?

¿Y a quien no le gusta experimentar?, ¿y a quien no le gusta salir a bailar? ¿a quien no le gusta descubrir, innovar, buscar, jugar, reír, saltar?

Cuentan que el espíritu de aquel niño pequeño nunca se va, que toda la vida estás preparado para emocionarte, para llorar, para sufrir.                           
                          Quizás solo hay que dejarse llevar, olvidar eso de "hay que madurar". No. No hay que madurar, hay que ser responsable pero a la porra las responsabilidades. Siempre van a existir esos momentos en los que todo te dará igual con tal de ser feliz, con tal de vivir momentos inolvidables. 
Todo tiene su momento y por muy viejos que nos hagamos nunca nunca nunca cierres la tapadera.
                            Cualquier momento la vida te da una sorpresa.

De puntillas, para no molestar..




Y es que...
... no hay nada más ridículo que intentar pasar desapercibido por la vida.

Hazte de notar y dile al mundo que aquí estás tu.